Nuestro Tiempo Logo

Como líderes sociales nos comprometemos con total vehemencia a cumplir con el respeto que nos reclaman las libertades civiles. Somos defensores de la libertad del individuo.

Libertad

Como líderes sociales nos comprometemos con total vehemencia a cumplir con el respeto que nos reclaman las libertades civiles. Somos defensores de la libertad del individuo, edificando con ella un compromiso inquebrantable de confianza con la ciudadanía bajo un marco de responsabilidad mutua.

Dignidad

La dignidad del ser humano es un pilar fundamental para el fortalecimiento de nuestra sociedad, por ello le apostamos a promover el desarrollo social y humano para el fomento de oportunidades como motor de país.

Empatía

La empatía es fundamental para el fortalecimiento de una sociedad tolerante, pluralista, democrática y justa. Respetamos la divergencia y fomentamos el debate sano, bajo el enfoque de tener la capacidad de ponerse en las circunstancias de los demás.

Diversidad

Creemos que la mayor riqueza de una sociedad proviene de su diversidad de pensamiento, habilidades, experiencias y formas de vida. Por lo tanto debemos ser defensores de la libertad individual y los derechos humanos. Somos promotores del respeto, la tolerancia y la colaboración como los fundamentos de nuestro desarrollo.

Transparencia

La transparencia es nuestro compromiso político y nuestra clave para el fortalecimiento institucional, la interpretamos como un esfuerzo constante de honestidad de frente a la ciudadanía. No aceptamos clientelismo político, populismo, ni corrupción. Los fondos públicos son de los ciudadanos.

Solidaridad

Creemos en una sociedad verdaderamente abierta e incluyente y, nuestra misión primordial es promover esa apertura política, social y económica con el fin de maximizar las oportunidades y posibilidades de todos los miembros de nuestra sociedad.

Coherencia

Actuamos como pensamos con el propósito de construir un lazo de confianza y de buscar la perpetuidad del interés ciudadano, visto como el interés de todos y no el de unos pocos. Nuestros gobernantes deben velar por la igualdad de condiciones y oportunidades de cada salvadoreño. Protegemos el interés común antes que cualquier interés particular.